lunes, 9 de julio de 2012

Las izquierdas en el futuro: entre lo que es y lo que debería ser


Las izquierdas en el futuro: entre lo que es y lo que debería ser

Manuel Benza Pflücker

1.- Las izquierdas peruanas y latinoamericanas se debaten en la disyuntiva de luchar porreformas  sociales y políticas dentro del capitalismo neoliberal o bregar por conquistar, democráticamente, una sociedad que supere al capitalismo neoliberal, radicalmente democrática o socialista o comunitaria, dependiendo del modelo que se enarbole en cada caso, o una combinación de las tres opciones.

Refiriéndome al Perú en particular, hay quienes creen: 

a) Que el peso de la geopolítica mundial y, principalmente, norteamericana y europea es determinante para el condicionamiento del curso de la política interna del Perú y que por tanto hay que aceptar tal dominio como un factor imposible de vencer y hacer lo posible, al interior de ese escenario, por conquistar algunas mejoras para las mayorías pobres y sectores medios,

b)O creen que no será posible vencer a los sectores conservadores y neoliberales en las urnas porque no se puede derrotar a la vez a los partidos de derecha financiados generosamente por capitales extranjeros (norteamericanos y alemanes, principalmente)y nacionales(mineros y financieros, principalmente),

c) O creen que la incidencia de la alianza de esos grandes capitales con el grueso de la gran prensa tiende a consolidar una mayoría desinformada, acrítica, conservadora, fácilmente manipulable, que nunca escuchará o verá a los líderes de las izquierdas en forma simétrica como escucha o ve a los de las derechas, y que, por tanto, al no ser posible derrotar a las derechas se trata de arrancar algunas conquistas sociales, 

d) O están por una combinación de las tres opciones señaladas anteriormente. Cualquiera que se sitúe en esas posiciones podrá autodefinirse de izquierdas pero, a mi juicio, no lo es ni lo será mientras no cambie su parecer sobre  la inevitabilidad del capitalismo neoliberal. Sostengo que la línea divisoria entre izquierdas y derechas en este siglo es y será la posición sobre el capitalismo neoliberal: ose está por reformarlo o se está por superarlo.

2.-La experiencia que se tiene hoy y que se seguirá teniendo con el Gobierno de Humala, manejado por las derechas pero presentado una y mil veces por esas mismas derechas como una “amenaza de izquierda” antes y durante la campaña electoral, seguirá  haciendo creer a muchos que el fracaso inevitable que se producirá fue porque “un gobierno de izquierda fracasó”. El doble juego de las derechas de manejar a “control remoto” la orientación del Gobierno de acuerdo a sus intereses y métodos autoritarios, y de tomar distancia del Gobierno de Humala cuando este comete errores ostensibles, busca que la población se oriente a un supuesto “cambio” para convertirse-si ya no lo es, en gran medida- en defensora de derechas duras, como el fujimorismo y de otros que se le parecen mucho hoy: el aprismo alanista, el PPC, las posiciones de caudillos como Acuña, Castañeda, Kuczinski, etc.

3.- La derecha dura ha ganado la lucha interna en el humalismo. Los conflictos sociales son consustanciales a todas las sociedades democráticas y la tentación de abordar dichosconflictos con autoritarismo es alentada por las derechas tradicionales, la gran prensa y el autoritarismo de una parte significativa del electorado que votó casi al 50% por K.Fujimori más algún porcentaje que lo hizo por Humala,por ser ex-militar. La criminalización de la protesta social y la represión van ganando terreno no sólo en el Gobierno de Humala sino en ciertos sectores de la población. Es relativamente fácil echar mano a las experiencias vividas en la época del senderismo o vincular las protestas sociales actuales y futuras al extremismo, senderismo, vandalismo, etc, es decir, que es relativamente fácil repetir la vieja receta de legitimar los errores del Gobierno achacando culpas a la población que proteste por reivindicaciones ambientales, salariales o políticas. La Cultura del Autoritarismo que siempre caracterizó a la sociedad política peruana se agudizó desde el fujimorismo y es sostenida salvajemente por la prensa de ultraderecha que es predominante. 

En ese contexto, Humala, un pragmático con mediocre formación intelectual y moral, se alineó con el poder autoritario del gran capital y la gran prensa con absoluta facilidad. La derecha peruana nunca fue liberal, políticamente hablando. Nunca se consolidó un partido o una corriente de pensamiento liberal-democrático. El mito del “hombre fuerte salvador” ha presidido la historia del Perú y sigue encandilando con facilidad a mucha gente, incluida por supuesto, a muchos izquierdistas radicales. Abimael Guzmán, un insigne mediocre intelectual y moral, fue convertido por los senderistas en  ”Presidente Gonzalo”, la “quinta espada de la revolución mundial”, a la altura de Marx, Engels, Mao y Lenin, las “cuatro espadas” anteriores a él. La comparación fue y sigue siendo grotesca y sólo se puede explicar por la vehemente sumisión al caudillo y al caudillismo en general. Considero, pues, que el camino democrático es muy difícil de transitar en el Perú, pues los poderes fácticos, que son los que,en última instancia deciden y digitan a  los partidos derechistas y a la gran prensa, predominantemente derechista, prefieren “arreglos bajo la mesa” a un debate democrático. Los diarios “chicha” y los noticieros “chicha” de la TV se ocupan, casi exclusivamente de temas de farándula, hechos policiales o football. 

Una prensa mediocre siempre existió, pero había libertad de expresión. Con el fujimorismo se planificó y produjo una prensa mediocre vinculada directamente a los poderes fácticos y al poder político. 

En esa época nacieron los diarios “chicha” y los noticieros “chicha” en la TV. También se eliminaron los debates políticos y desapareció la libertad de expresión y hasta se recortó severamente la libertad de prensa. Hoy no existe libertad de expresión. Si existe libertad de prensa, que es la libertad de los dueños de la prensa. En la “Declaración Universal de los Derechos Humanos”(ONU,1948) no se alude a la libertad de prensa pero si a la libertad de expresión (artículo 19).Los demócratas de cualquier parte del mundo están por la libertad de expresión y la de prensa y no sólo por la de prensa. Se coacta la libertad de expresión o se cercena cuando no se invita jamás al que piensa en contra del sistema capitalista neoliberal ocuando se criminaliza toda protesta social contra los desmanes del gran capital o cuando el monopolio de la palabra pública la tienen los derechistas neoliberales.Siendo,por tanto,muy difícil el camino democrático, tan sólo las izquierdas democráticas (la vocación democrática no formal está en las izquierdas, salvo en los remanentes salvajes del terrorismo senderista) y un minúsculo grupo de derechistas liberales están dispuestos a seguir transitándolo. El destino del Perú se va a jugar por lo que logren las izquierdas. Si estas no avanzan, el Perú seguirá en su rumbo primario-exportador, sin industrialización, con enorme subempleo, saqueo de materias primas, exclusión y violación sistemática de los derechos a la libertad de expresión y acceso a servicios básicos de calidad.


4.- El calendario político-electoral prevé elecciones regionales y locales para el 2014 y elecciones generales para el 2016.La regla aprobada por el Legislativo en el Gobierno de García elevó el número de firmas necesarias para la inscripción nacional de un nuevo partido a casi medio millón, lo cual hace muy difícil que, sin financiamiento del gran capital, se pueda acometer el esfuerzo de recolectar esas firmas. Se trata de mantener un oligopolio político de los actuales partidos de derecha que, siendo cascarones políticos caudillistas sin vida partidaria entre los períodos electorales, sin escuelas de debate y formación política/ciudadana, sin democracia interna y sin trabajar codo a codo con la población y sus problemas cotidianos, dominen la escena política y pretendan seguir dominándola para siempre, asegurándose que la actual Constitución Neoliberal nunca sea cambiada para continuar favoreciendo al gran capital, la eterna vigencia de los contratos entreguistas, la política de privatismo, extractivismo y entreguismo de nuestros recursos naturales, el modelo primario-exportador que nos empobrece y agudiza el problema del empleo digno por falta de industrialización, la violación a nuestra soberanía en decisiones internas y externas, en fin, de continuar en el área geopolítica dominada por EEUU y en la libertad absoluta de los mercados con un Estado ausente en los procesos de producción y distribución, entorpeciendo los procesos de integración latinoamericana y promoviendo directa e indirectamente la desinformación, pasividad y sumisión de la población,para volver a la carga durante los procesos electorales con millones de dólares en propaganda, con regalos oprobiosos, promesas de “cambio” que nunca podrían ser ciertas y se conviertan en grotescos maquillajes. Todo ello acompañado de una caricaturización de las izquierdas vinculándolas al extremismo o al terrorismo y más psicosociales que entretengan y distraigan, convirtiendo lo político en espectáculo de mala calidad. En este escenario aparecen “los técnicos”,en reemplazo de los políticos. Ellos opinan defendiendo el sistema, para ello son invitados.


5.- Hacen pocas semanas se pactó una alianza de 6 partidos o movimientos de centro-izquierda e izquierda:el Movimiento Tierra Y Libertad(inscrito) y 5 más no inscritos: Fuerza Social, Partido Comunista Peruano (ex-prosoviético),Partido Comunista del Perú-Patria Roja, eje del MNI, Ciudadanos por el Cambio (que apoyaron a Humala y este los botó del gobierno 4 meses después de iniciado) y Partido Socialista(que se alió a Humala y rompió recientemente con su gobierno).Sobre Fuerza Social y Ciudadanos por el Cambio ya expuse mi posición. A pesar de sus errores y métodos incorrectos, son un aporte valioso a dicha alianza. Alrededor de dicha alianza y de los que puedan sumarse-ojalá que haya apertura y no sectarismo para ello- además de alianzas regionales y locales las izquierdas enfrentarán los comicios del 2014 y del 2016.La elección de candidato a la Presidencia de la República, de Gobiernos Regionales y Locales,debe ser mediante el procedimiento de elecciones primarias abiertas: participación y voto de cualquier ciudadano de la circunscripción. La legitimidad popular para lograr las candidaturas-algo que nunca ha sucedido en el Perú- debe ser un paso histórico de las izquierdas. En Argentina y Chile, izquierdas y derechas lo hacen. En Venezuela, las derechas lo acaban de hacer. La unidad debe ser programática o no será una unidad real, sino oportunista, como las que practican las derechas. Como Demócrata Cristiano de centro-izquierda que defiende la construcción de una Sociedad Comunitaria alternativa al capitalismo neoliberal y al comunismo estatista aspiro a ser parte de esa unidad, en cualquier trinchera. Las próximas elecciones pueden ser las últimas en que participen las fuerzas progresistas: las derechas trabajan para lograrlo. Por último, me permito una licencia: sea dentro de ese frente o fuera de él, apoyaré la pre-candidatura, y si gana, la candidatura del Padre Marco Arana Zegarra, estadista de  alto nivel y hombre comprometido con los cambios por razones éticas e ideológicas. Si él u otro es candidato o candidata de ese frente apoyaré. El proceso electoral será muy difícil, y sólo sí es que la correlación de fuerzas cambia, se podrá derrotar a las derechas. 

No hay comentarios: