martes, 29 de mayo de 2012

COMERCIO EXTERIOR Y DESARROLLO NACIONAL


Carlos A. La Rosa Lama

Debemos reconocer de entrada, que actualmente hay quienes creen que el nivel de desarrollo de un país se debe al crecimiento o falta de crecimiento del comercio exterior; en cambio, otros dicen que el comercio exterior crece o decrece en función a la variabilidad del ingreso nacional. Veamos la primera posición que es, además la más utilizada e invocada por la mayoría de analistas económicos. De otro lado es igualmente importante aclarar que el comercio influye en el crecimiento de las finanzas, para unos, mientras que para otros, son las finanzas los que impulsan el comercio internacional.

El Perú se ha abierto a los circuitos comerciales mundiales, mucho mas cuantitativa y cualitativamente en los últimos 15 años que en los 100 años anteriores, y que para su integración viene utilizando diversos esquemas que, equivocadamente, en época anteriores eran vistos como contrarios e incompatibles, esto es, mediante mecanismos flexibles de “integración abierta” y “complementaria”.

Lo cierto es que todas las relaciones bilaterales y multilaterales apuntan y ayudan al crecimiento de las relaciones comerciales del Perú.

Hemos pasado en un período relativamente breve de un proteccionismo asfixiante y antieconómico y mercantilista, con beneficios parasitarios a un comercio libre y competitivo, propulsor del crecimiento por las crecientes sumas de importación y exportación registradas.

Hay que anotar tres cosas. La primera, que no es bueno el absoluto desmantelamiento de nuestras defensas limitadas y temporales ante la avalancha de exportaciones de otros países incluida los que significan competencia desleal por la complicidad de sus gobiernos, como tampoco se puede aceptar la imposición de restricciones arancelarias y no arancelarias debidas a las presiones de los antiguos beneficiarios de gobiernos corruptos e ineptos de la mano de empresarios ineficientes.

La segunda, que es necesario establecer planes de largo plazo con metas de corto plazo específicas que signifiquen el ensamblaje adecuado, progresivo y sostenido de producción (y servucción) de bienes y servicios , con creciente valor agregado en las industrias de mayor convivencia, con alianzas estratégicas internas y externas.

Las tercera, que el afianzamiento y crecimiento de las exportaciones debe ir de la mano con el mejoramiento y crecimiento de la producción y la distribución interna de los ingresos generados por producción de mayor valor agregado, todo lo cual constituye el espiral de crecimiento sostenible especialmente favorable para la población.

No hay comentarios: