sábado, 19 de mayo de 2012

APRENDIENDO A GOBERNAR


Carlos A. La Rosa Lama

Uno de los mayores problemas de la necesidad y el Estado del Perú es la existencia de una democracia endeble, dirigida por gobernantes sin preparación para liderar con criterio y comportamiento de estadistas.

Si observamos la historia del Perú observamos con desazón que a lo largo de la vida republicana se han sucedido en la mayoría de los casos personajes gobernantes militares golpistas que creyeron que gobernar el país era sinónimo de mandar a ordenar el país era sinónimo de mandar a ordenanzas, y gobernantes civiles ávidos de saquear las arcas del envío nacional incluso en los peores momentos de la debacles nacionales, considerados en éstas las guerras externas y las desgracias por terremotos e inundaciones.

Los partidos políticos, que han debido ser escuela de preparación para gobernar con decencia, eficiencia y transparencia, se convirtieron uno a uno en botín de algunos de sus militares para arribar a sus dirigencias como una escalera eficaz para llegar al Congreso de la República o el Poder Ejecutivo, ambos bastiones del desenfreno y vergonzosa corrupción de los elegidos por voto popular, cuando esto sucedía, de tal manera que más uno que otros instituyeron la cleptocracia.
Hemos llegado a un punto que la función pública de aseo a la ciudadanía por culpa de los mismos políticos, salvo honrosas excepciones, que han logrado el desprecio de los ciudadanos tanto y sobretodo a ellos sino a todo lo que signifique buen gobierno, con lo que una vez más los menos indicados para gobernar se alzan con el trofeo mal habido que significa el gobierno del Perú. Esto debe cambiar.

Todos los ciudadanos, especialmente los jóvenes, deben aportar al buen  gobierno del Perú, deben aprender a gobernar, con solvencia moral, técnica y política para impulsar y perpetuar el desarrollo humano, sostenible y sustentable, lejos de las dirigencias nauseabundas de los partidos que han tenido la responsabilidad de conducir los destinos del Perú.

No hay comentarios: