sábado, 14 de abril de 2012

REFORMA DEL SISTEMA EDUCATIVO (4)


Carlos A. La Rosa Lama

Sabemos que el sistema educativo vigente en el Perú es deficiente e ineficiente, instrumento inadecuado para el logro del desarrollo humano, sostenible y sustentable a que tienen derecho sus habitantes.

Hemos dado una explicación causal de esta situación adversa, relacionando tal inadecuación con el uso y respeto de paradigmas educativos que no corresponden con el desarrollo de la civilización postindustrial situada en la Cuarta Ola, denominada de La Ética y el Desarrollo, con el uno creciente de tecnologías modernas, la globalización y el reconocimiento de inteligencias múltiples con una consciencia creciente de la necesidad de preservar la extraordinaria biodiversidad y el respeto igualmente importante a la identidad nacional que implica la presencia de diversas, culturas y lenguas.

Si esta falta de relación positiva o desajuste entre sistema educativo y realidad, eleva a la inadecuación del primero con el segundo y por tanto a su ineficiencia instrumental para promover y acelerar el transito al desarrollo individual y social, se debe procurar tal relación.

Este cambio supone cambios de patrones culturales y de comportamientos individuales y sociales, de las personas, la sociedad y el Estado.

Este cambio de paradigmas debe significar el alineamiento de los elementos del sistema educativo con  la visión y los objetivos planteados para la formación de las personas y la sociedad del Perú actual y futuro, que no pueden ser otras que el desarrollo nacional, con especial respeto a la persona y su medio físico y social, con criterios de competitividad y solidaridad en un mundo globalizado, con utilización de modernas tecnologías y comportamientos ajustados a la ética.

Debe significar el reconocimiento al desarrollo natural, secuencialmente ordenado de las personas, en correspondencia a su ciclo de vida físico, moral, intelectual y emocional, sin pausas ni precipitaciones, sin sobrecargas de estudio y trabajo – muchas veces superfluas e innecesarias - con el pretexto de una competitividad inconsciente y artificial que rápida y fácilmente se derrumba o es superada.

Tomado en consideración lo anterior, planteamos modificaciones en la filosofía, organización y funcionamiento del sistema educativo que se debe traducir directa o indirectamente en el currículo (de los varios niveles y modalidades de la educación en el Perú).

Concentrarse en lo importante y estratégico, en el aprendizaje de lo útil y necesario para la vida y el trabajo, con énfasis en la comprensión de lectura, y razonamiento matemático con identificación y respeto a la naturaleza y a la biodiversidad, el respeto y desarrollo a las inteligencias múltiples apoyando las inteligencias emocional y financiera, con sólida formación ética y comportamiento moral en el reconocimiento de la identidad en la diversidad nacional en un mundo globalizado.

No hay comentarios: