miércoles, 21 de marzo de 2012

DECLARACIÓN DE PRINCIPIOS DEL PARTIDO DEMOCRATA CRISTIANO (II)

Al ser cristiana, la democracia afirma también que ningún hombre tiene por sí mismo la facultad de imperar sobre otros, y, menos aún, ejercer el mando despóticamente, pues el poder viene originariamente, de Dios, siendo el pueblo quien determina la forma de gobierno con que quiere regirse y quien designa en forma directalos gobernantes Rechaza los sistemas políticos que han reducido los hombres a números, y defiende las instituciones naturales donde la libertad es cultivo de cualidades. Quiere en suma edificar una estructura social que promueva la perfección del hombre en los valores morales del cristianismo, en el ejercicio de la justicia y de la fraterna caridad, oponiendo siempre a toda arbitrariedad el fuero altivo del derecho propio. Todo lo cual no confiere, en forma alguna, carácter confesional al Partido Demócrata Cristiano, cuya tarea específica se concreta en un mejor gobierno para la sociedad temporal, inspirándose en los principios cristianos para llegar a realizaciones políticas y socioeconómicas, por una Justicia Social sin violencias y sin odios El Partido Demócrata Cristiano estima que el Bien Común de nuestra Patria implica la exaltación y defensa de la personalidad histórica y del destino del pueblo peruano, sus valores culturales propios, sus tradiciones locales, sus monumentos artísticos, y las instituciones de su vida social, o igualmente, de los elementos económicos que son la base material de la estructura colectiva, en especial sus recursos naturales, todo ello sin perjuicio de la relaciónde fraternohumanismo con las otras acciones

No hay comentarios: