martes, 20 de marzo de 2012

DECLARACIÓN DE PRINCIPIOS DEL PARTIDO DEMOCRATA CRISTIANO

El Partido Demócrata Cristiano, fiel a la vocación democrática de nuestro pueblo y atento a su demanda por una renovación eficaz de las instituciones y sistemas caducos, se constituye como una organización permanente con el propósito de luchar por la instauración de un orden social democrático y cristiano, y combatir así por una existencia justa para el hombre, con fe en la libertad y en las instituciones representativas y apoyada en una segundad económica sin exclusiones.

El Partido Demócrata Cristiano es democrático porque nace y se organiza por la libre determinación de sectores populares de todo el país y porque quiere que en su propia vida y en la vida política del Perú prevalezca la voluntad de las mayorías, sin traba alguna para la acción de las minorías.

Y es cristiano porque, entendiendo la democracia como un sistema, dinámico y constructivo, de libertades en acción, proclama la eminente dignidad de la persona humana, con deberes y derechos anteriores y superiores al Estado, llamada a una vida espiritual libre y fecunda que se torna imposible sin bienestar material, y que es responsable del bien de la comunidad que integra.

En consecuencia, afirma que los derechos naturales e imprescriptibles del hombre, fundamentalmente, son el derecho a defender y desarrollar la propia vida, corporal, intelectual y moral, el derecho a dar culto a Dios, el derecho al matrimonio y a la sociedad doméstica, el derecho al trabajo y a la libre elección del estado de vida, con igualdad de oportunidades, el derecho de asociarse, y el derecho a la propiedad privada.

Dichas exigencias de la persona comportan la realización de un clima ético de convivencia, un recíproco respeto entre el Hombre y el Estado, entre la norma jurídica y la conducta, entre la autoridad y la libertad, con el pleno imperio de la Moral y el derecho, por encima de cualquier interés particular, y la orientación de lo público y lo privado al Bien Común de la Sociedad, el que supone la confianza mutua, la seguridad social y económica y la prosperidad de la comunidad.



No hay comentarios: