domingo, 5 de febrero de 2012

EL INFORME DE LA COMISIÓN DE LA VERDAD Y DE LA RECONCILIACIÓN III


Carlos A La Rosa Lama

Paso a plantear otro punto, discutible como los anteriores, lleva el propósito de ser una contribución del Instituto Héctor Cornejo Chávez, exposición de la Democracia Cristiana del Perú. Esto es, que para concretar la perfectibilidad del informe, documento oficial del estado, éste sea revisado por una Comisión de Expertos peruanos, ampliación de la anterior, partiendo de supuestos iniciales básicos tales como los que a continuación se indica:

1.    Que los miembros de esta nueva Comisión sean personas que han sido objeto de juicio por delitos contra los derechos humanos

2.    Que se reconozca la veracidad de los testimonios de las deudas de los muertos – asesinados – a manos de Sendero Luminoso o de los FFAA y PNP en acciones ilegales, sin juzgarlas como teatralización y menos como falsas por el solo hecho de declarar

3.    Que se reconozca y exprese el carácter terrorista y genocida de Sendero Luminoso y sus directivas

4.    Que los miembros de los FFAA y PNP muertos o heridos en acciones de combate contra Sendero Luminoso merezcan los reconocimientos que les corresponde de acuerdo a las normas vigentes y sus deudas reciban los beneficios que les asiste de parte del Estado.

5.    Que se reconozca que toda organización o institución se define por género próximo y diferencia específica de tal manera que no se confunda o identifique a Sendero Luminoso con otras organizaciones políticas reconocidas por el estado del Perú, pues el termino genocida es característico del pensamiento cruzado, llevado a la práctica por sus huestes sin respeto alguno a la vida de otros peruanos.

6.    Que se reconozca que la cual llamada “Guerra popular” fue una “Guerra Contra popular” perpetrada por Sendero Luminoso como poblaciones débiles y vulnerables, acontecimientos abandonados por el Estado, con el agravante de mantenerlos en situación de esclavos o siervos.

7.    Que Sendero Luminoso fue la Institución que irrumpió contra la sociedad y el Estado del Perú, que originó y condujo acciones violentas, terroristas luego del 18 de Mayo de 1980, asesinando no sólo a militares y policías, sino también niños y jóvenes de ambos sexos, adultos y ancianos sin ninguna participación.

8.    Que hubo formulación e implementación de políticos y estrategias diferentes por parte del Estado para combatir el terrorismo, habiendo existido excesos e incluso delitos contra la vida y la salud de pobladores, por decisiones individuales de jefes y subalternos de las fuerzas del orden y autoridades políticas, pero no significaron parte de una alevosa campaña sistemática y sistémica del Estado.

9.    Que el Estado del Perú, en unos de sus atribuciones y cumplimiento de sus responsabilidades, tuvo que emplear recursos humanos y materiales para repeler el ataque artero de Sendero Luminoso.

10.              Que el Estado debe cumplir con las reparaciones individuales y colectivos que corresponde de conformidad con las normas vigentes las víctimas, sus familiares y pobladores

11.              Que los miembros de Sendero Luminoso deben reconocer sus delitos, renunciar a su ideología basada en el pensamiento GONZALO, abandonar las acciones en contra de la sociedad y el estado del Perú y purgar las penas y pagar las reparaciones en favor de sus victimas y deudas, según corresponda.




LA DEMOCRACIA CRISTIANA RESPETA EL
ESTADO DE DERECHO Y TODAS LAS
ORGANIZACIONES POLÍTICAS QUE ACTÚAN
DENTRO DEL MISMO.
RECUSA TODA ORGANIZACIÓN
CON IDEOLOGÍAS DE TERRORISMO 
Y GENOCIDIO.


No hay comentarios: